Apareamiento de la ballena gris en Los Cabos
Martes, 11 de Noviembre de 2014 21:14
Cada año a principios de diciembre Los Cabos sorprende a infinidad de turistas tanto nacionales como extranjeros con un extraordinario evento natural que se da en las cálidas y azules aguas del Océano Pacífico, miles de ballenas grises arriban desde las gélidas aguas de Alaska y el Mar de Bering para aparearse y al año siguiente dar a luz a sus ballenatos, cuyo periodo de gestación es de doce meses. 
 
La ballena gris
 
Estos increíbles cetáceos inician su migración a principios de octubre huyendo de sus depredadores y buscando el entorno óptimo para el nacimiento de sus críos así como una mejor variedad en su alimentación, recorren entonces más de veinte mil kilómetros de ida y vuelta y en el trayecto pierden hasta el 15% de su peso.
En el mes de enero es cuando se alcanza el mayor número de arribos por lo que los avistamientos son más frecuentes y en marzo comienzan a preparar su regreso al ártico. Este recorrido implica para ellas no únicamente una necesidad para reproducirse a salvo, sino todo un reto y aprendizaje.
 
La ballena gris, considerada como el mamífero más grande del mundo -pues llega a medir hasta 15 metros de largo y a pesar más de 40 toneladas-, en este evento se muestra tal como es: inofensiva, alegre, divertida y amistosa, pareciera incluso ansiosa por deleitar a los visitantes con sus saltos, giros y suertes en el aire, que la hacen ver imponente por su gran tamaño.  
 
Confiadas se acercan a las embarcaciones y buscan el contacto con el ser humano que goza de un increíble momento para apreciar a estos mamíferos a muy corta distancia, sacarles fotografías, video e incluso tocarles, por ello lo recomendable es mantener apagados los motores de lanchas u otros vehículos.
 
Existen diversas operadoras turísticas que programan recorridos en los momentos del día que resultan más propicios para disfrutar al máximo de esta experiencia única.
 
La maravilla que la naturaleza ofrece implícita en este espectáculo, impacta de manera importante la conciencia de quienes tienen la oportunidad de presenciarlo, resaltando y reiterando el compromiso que como seres humanos tenemos para preservar el medio ambiente.